Mamá de béisbol

Para la mamá del béisbol, ¡lo tenemos cubierto de la cabeza a los pies!